Jairala: La campaña negativa la enfrentamos con obras

posted in: Noticias | 0


El prefecto guayasense deja en claro que no se ha incurrido en ilegalidades en las contrataciones de su administración y que todo se ha hecho con apego a reglas del Sercop

En entrevista para el programa Punto de Orden, de radio Centro, la mañana de este jueves 8 de marzo de 2018, el prefecto Jimmy Jairala se refirió a una serie de reportajes publicados por diario El Universo sobre su gestión en el Gobierno Provincial. Dejó en claro que lo que constituye una campaña negativa, él la enfrenta con obras.

“Jamás me podría oponer a una investigación periodística”, señaló Jairala al inicio de su intervención en la que recordó su etapa como periodista. Sin embargo, sí tuvo reparos con lo que identificó como una “suerte de fijación en un ciudadano (él) que lo que ha hecho en estos nueve años es servir a su provincia”.

El ejecutivo guayasense diferenció entre lo que se presenta en las publicaciones sobre su administración y sobre lo personal. “Lo que se hace es solo despertar o dejar sembradas sospechas, porque no hay ni indicios (de responsabilidad) ni hay tampoco el tercer escalón que es la presunción; consecuentemente, se trata de echarle lodo a la imagen del prefecto, que ha cambiado a esta provincia y que está –les guste o no les guste- bien ubicado en las encuestas”.

A nivel de su gestión, recordó que ha sido objeto de al menos 40 auditorías. “Hemos recogido el respetable criterio del abogado Jorge Zavala Egas, que es mi asesor –no es mi abogado defensor, porque no tengo que defenderme de nada-, quien ha manifestado con claridad que todo lo que se ha expresado en el medio en estos días ya ha sido debidamente auditado”.

Una de esas publicaciones salió bajo el titular “En la Prefectura del Guayas, 4 grupos de empresas lideran los contratos”. Al respecto, el ejecutivo guayasense precisó que en el período analizado hubo “1.840 contratos y de esos, el 15% corresponde a cuatro contratistas, ¿cuál es el problema?”.

De hecho, señaló que “es lógico” que se den estos números. Y de la revisión que hizo a la misma lista que evaluó el diario, los mismos contratistas aludidos han hecho obras para los municipios de Samborondón, Cuenca, Machala Rumiñahui, Sucumbíos, Guano Tena, porque han sido autorizados a través del Portal de Compras Públicas.

“Los contratos han pasado absolutamente todos los filtros de control”, subrayó. En ese sentido, rechazó “que se diga, tendenciosamente –más allá de que las últimas auditorías ya son con el nuevo contralor Pablo Celi- que todo lo actuado es lógico que lo hayan auditado y haya salido bien, si lo auditó el excontralor (Carlos Pólit)”. Es más, recordó que a todas las autoridades seccionales las juzgó la misma autoridad y no se puede decir que no es válida su actuación.

En lo personal y familiar, considera que hay temas que parecen tirados de los cabellos, a pesar de que no existen impedimentos legales. “Por eso es que hemos recibido tantas manifestaciones de solidaridad, porque hay que diferenciar el ataque de los trolls –muchos identificados con un partido político de derecha- de las críticas de personas reales”.

Por ello, consideró que atrás de las publicaciones “hay alguna suerte de intencionalidad… Resulta que soy periodista y sé cuándo hay algún direccionamiento”.

Incluso, recordó la existencia de unos chats tóxicos que fueron entregados a autoridades del diario y que Jairala sometió a peritaje. “Yo ya tengo el análisis informático, que lo que hizo fue ratificarme ciertas cosas que me dan a entender que hubo atrás una manipulación política”.

“Ni siquiera estoy diciendo que obedezca a la intencionalidad de los dueños del medio (sino que) atrás de esto hay fuerzas extrañas que aparecen cuando en algún rato dije que contemplaba la posibilidad de ser candidato a alcalde de Guayaquil, o de no ser candidato a alcalde y terminar el período con una cadena de obras que tengo que inaugurar y esperar hasta el 2019… Eso bastó para que se haya desatado esta suerte de campaña”.

A raíz de esas publicaciones se ha desatado también una campaña sucia en redes sociales y se está regresando a viejas prácticas políticas. Incluso, sin mencionarlo, habló de “un partido político que ha degenerado la forma de hacer política y que ha convertido a la guerra sucia en su arma… Esos partidos que no han logrado simpatía popular, sobre todo en Guayaquil, hoy han ennegrecido a la política”.

Fotos